Y también en mi se alza la ola. Se hincha, arquea el lomo. Una vez más tengo conciencia de un nuevo deseo, de algo que surge en el fondo de mi, como el altivo caballo cuando el jinete pica espuelas y después lo refrena con la brida. ¿Qué enemigo percibimos ahora avanzando hacia nosotros, tú, sobre quien ahora cabalgo, mientras piafamos en este pavimento? Es la muerte. La muerte es el enemigo. Es la muerte contra la que cabalgo, lanza en ristre y melena al viento, como un hombre joven, como Percival cuando galopaba en la India. Pico espuelas. ¡Contra ti me lanzaré, entero e invicto, oh Muerte!

Las olas rompían en la playa.

Las olas. Virginia Woolf

sábado, 17 de diciembre de 2011

... Yo solo estaba haciendo una película

Termino Sartoris (Faulkner)... Hace un par de días veo de nuevo La jauría humana (Arthur Penn)... Acabo de ver El último magnate (última película de Elia Kazan, basada en una novela póstuma de Scott Fitzgerald que adapta para el cine el Nobel Harold Pinter, película extraña que siempre me cautiva)...
Desencuentros. Mentes atormentadas. Dolor. Sufrimiento. Pasión. Tristeza. Más desencuentros. Imposibilidad para ser feliz....

Imprescindible escena sobre qué es el cine:
http://www.youtube.com/watch?v=Wcoly26G-ak&feature=youtube_gdata_player

No hay comentarios: