Y también en mi se alza la ola. Se hincha, arquea el lomo. Una vez más tengo conciencia de un nuevo deseo, de algo que surge en el fondo de mi, como el altivo caballo cuando el jinete pica espuelas y después lo refrena con la brida. ¿Qué enemigo percibimos ahora avanzando hacia nosotros, tú, sobre quien ahora cabalgo, mientras piafamos en este pavimento? Es la muerte. La muerte es el enemigo. Es la muerte contra la que cabalgo, lanza en ristre y melena al viento, como un hombre joven, como Percival cuando galopaba en la India. Pico espuelas. ¡Contra ti me lanzaré, entero e invicto, oh Muerte!

Las olas rompían en la playa.

Las olas. Virginia Woolf

jueves, 5 de septiembre de 2013

Lecturas veraniegas pasado el verano

Lo primero, fé de erratas, Middlesex es de Jeffrey Eugenides, por error puse James Salter. Y resulta que, tras todo el verano tocando todos esos palos que mencioné en el anterior post, este último, que me estaba guardando en la manga porque lo tengo en digital y en inglés, es, sin duda, el más interesante. Porque El giro, está bien, es entretenido, curioso, o algo más, la verdad es que llamarlo curiosidades puede resultar algo más banal de lo que merece. Pero no consigue engancharme, ahí lo tengo, no lo considero todavía abandonado.... Y A sport and a pastime, de Salter, tampoco me ha parecido nada del otro mundo. Creo que es un escritor interesante. La verdad es que Last night es espectacular, un relato que tardas 10 min máximo en leer, merece la pena, pero éste... está bien escrito, y no solo correcto (la verdad es que quién soy yo para decir si es correcto o no) es atractivo... pero la historia... tampoco lo voy a descartar del todo, me da pena, y eso que me suele dar igual dejar un libro a medias, pero quizás intente otro título de Salter, o en otro momento. No he debido estar este verano muy fina la verdad... pero ha sido empezar Middlesex y notar que era otra cosa... ahí sigo. Seguiré contando.

No hay comentarios: