Y también en mi se alza la ola. Se hincha, arquea el lomo. Una vez más tengo conciencia de un nuevo deseo, de algo que surge en el fondo de mi, como el altivo caballo cuando el jinete pica espuelas y después lo refrena con la brida. ¿Qué enemigo percibimos ahora avanzando hacia nosotros, tú, sobre quien ahora cabalgo, mientras piafamos en este pavimento? Es la muerte. La muerte es el enemigo. Es la muerte contra la que cabalgo, lanza en ristre y melena al viento, como un hombre joven, como Percival cuando galopaba en la India. Pico espuelas. ¡Contra ti me lanzaré, entero e invicto, oh Muerte!

Las olas rompían en la playa.

Las olas. Virginia Woolf

viernes, 2 de septiembre de 2011

Lecturas de verano

Me había llevado sobre todo ensayo... Estaba, entre otras cosas, con En la mente neolítica, que me está gustando mucho, es una interesante y, para mi que no se nada, original visión antropológica de lo que fue la revolución neolítica, es fácil de leer aunque es prácticamente un libro de texto, pero trasteando en el kindle, en Amazon, donde casi nunca encuentro lo que me quiero leer, y echando de menos algo de novela para el verano, vi que había una versión en castellano del primer tomo de En busca del tiempo... Y me he vuelto a enganchar... Una delicia aunque la versión es nefasta. Lorenzo y mi madre han estado embarcados en Por una causa justa...de Grosman. Estoy deseando empezarlo!

No hay comentarios: