Y también en mi se alza la ola. Se hincha, arquea el lomo. Una vez más tengo conciencia de un nuevo deseo, de algo que surge en el fondo de mi, como el altivo caballo cuando el jinete pica espuelas y después lo refrena con la brida. ¿Qué enemigo percibimos ahora avanzando hacia nosotros, tú, sobre quien ahora cabalgo, mientras piafamos en este pavimento? Es la muerte. La muerte es el enemigo. Es la muerte contra la que cabalgo, lanza en ristre y melena al viento, como un hombre joven, como Percival cuando galopaba en la India. Pico espuelas. ¡Contra ti me lanzaré, entero e invicto, oh Muerte!

Las olas rompían en la playa.

Las olas. Virginia Woolf

lunes, 10 de septiembre de 2012

Ángulo de reposo, de Wallace Stegner

"La sabiduría pasa por saber bien qué tienes que aceptar" Wallace Stegner recibió el Premio Pulitzer en 1971 por Ángulo de reposo, una novela que combina la historia de un personaje complicado,mutilado, abandonado por su mujer y peleado con su hijo, y la de su abuela, una ilustradora de clase alta del Este, que, en la segunda mital del S XIX sigue a su marido, un ingeniero de minas, al Oeste para iniciar una vida de lucha, sacrificio y frustración. Hemos visto en películas de todo tipo lo que significó la vida de los pioneros americanos que se marchan a probar suerte al Oeste. Hemos visto las imágenes, pero nada como esta novela narra los sentimientos y vivencias que aquello supuso realmente para muchos de ellos. Y cómo para Lyman, el historiador, ir conociendo cada vez más a sus abuelos va cambiando la perspectiva que tiene de la vida. Una historia emocionante, triste y desgarradora, que consigue llegar muy hondo en la psicología de los personajes. Una gran historia.

2 comentarios:

Lorenzo Miláns del Bosch dijo...

¿Es la historia de sus abuelos la que le proporciona el ângulo de reposo?

Almudena dijo...

Ciertamente, al menos le hace pensar en algo que le conducirá seguramente a ello.